Buenos Aires, Argentinië

Estereotipos

20 maart 2014 - Buenos Aires, Argentinië

Estereotipos (Nederlands zie onderaan)

En este momento estoy estudiando en la Universidad Católica Argentina en Buenos Aires como estudiante de intercambio. Comparte mi departamento con catorce otros chicos, de todos partes del mundo. Por lo cual tengo contacto con gente de otras culturas cada día y sigue conociendo a mucha nueva gente. Especialmente durante la fase en lo cual no conozco bien a una persona, queda claro que tengo prejuicios y estereotipos sobre esa persona. Estereotipos y prejuicios que son principalmente basados en la nacionalidad de esa persona. Por eso, es interesante de ver unos ejemplos de esos estereotipos.

A los alemanes les gustan la cerveza y la puntualidad, un argentino es muy orgulloso de su país (aunque se queja también mucho de ese mismo país), el castellano de personas estadounidenses tiene un acento muy fuerte. Ingleses son muy bien educados y franceses prefieren quedarse con compatriotas y faltan autocritica. Pero esos rasgos son por supuesto generalidades, que no deban ser verdaderos. Hay franceses que integran completamente en otra cultura y se burlan todo el tiempo de su mismo, ingleses que no te abren la puerta y además cortan fila, estadounidenses que tienen un acento tan perfecto que parecen porteños de nacimiento, argentinos que prefieren vivir en Miami que en la Argentina y alemanes que siempre llegan tarde y toman vino. Como evitamos de tener y porque todavía tenemos esos estereotipos? Y como nació la palabra? La próxima parte de este blog trata de esas tres preguntas principales, en orden inverso.

En el siglo XIX, el estereotipo era una palabra técnica, usada en el mundo de impresiones. Larousse define el ‘obra estereotipo’ como “impreso con planchas, cuyos caracteres no son móviles y que se conservan para nuevos tirajes”. Sin embargo la palabra ya tenía una significada metafórica también, que se usaba para definir las ideas no originales. La última usa de la palabra llegó a ser la más usada durante el siglo XX y con el tiempo, el estereotipo perdió su significada técnica.

Walter Lippmann (una influyente periodista norte-americano en el siglo XX) fue el primero en introducir la noción ‘moderna’ del estereotipo. Esa noción es “[que estereotipos son] representaciones cristalizadas y esquemas culturales preexistentes, a través de los cuales cada uno filtra la realidad del entorno”. Vemos el otro por este imaginario social, porque según Lippmann es imposible de conocer a cada uno íntimamente y en su especificad propia. No es cierto que los estereotipos siempre sean mentirosos y además nos ayuda de tener un poquito de conocimiento sobre el desconocido. Aunque no conoces a un argentino, siempre se puede empezar una conversación sobre fútbol.

Sí es cierto que a muchas veces los estereotipos tienen un carácter reductor y nocivo. En mi opinión sería imposible de dejar el pensamiento en estereotipos. Lo que si podemos hacer es ser consciente de este hecho y aceptarlo. Pensar en esa manera facilita una mirada crítica sobre la propia opinión y juicio del otro, que nos da la posibilidad de matizar o rebatir el propio prejuicio. En general se libera nuestros pensamientos más, que da la oportunidad a otras personas de mostrar que el imagen que ya tenemos basado en su nacionalidad, no cuadra con este persona.

Materia: Español y Cultura en Argentina
Nombre y apellido: Max Slagboom
Nacionalidad: holandes
Carrera: historia

Nederlands: ik moest een Spaans stukje schrijven over stereotypen op een blog als huiswerk. Veel succes!